Visas

Visas de inmigrante para cónyuges extranjeros

¿Cómo solicito una visa para que mi cónyuge extranjero(a) pueda reunirse conmigo en los Estados Unidos? Los cónyuges extranjeros de ciudadanos americanos o de residentes legales permanentes pueden obtener también la residencia legal permanente mediante la solicitud de una visa de inmigrante en cualquier consulado de los Estados Unidos. Una visa de inmigrante le permite al titular obtener la residencia permanente al momento de su llegada a los Estados Unidos. La ventaja de este proceso es que el cónyuge obtiene inmediatamente su permiso de trabajo y la autorización para viajar al extranjero (es decir, salir e ingresar de nuevo a los Estados Unidos). Hay tres pasos para obtener una visa de inmigrante. Primero, se envía una solicitud de reconocimiento de matrimonio al Servicio de Inmigración de los Estados Unidos. Este trámite toma generalmente cerca de cinco meses, aunque puede variar en algunos casos. Visas de Inmigrante para los Cónyuges Segundo, cuando la solicitud es aprobada, se envía el expediente del caso al Departamento de Estado para continuar su trámite. Antes de programar una entrevista con los oficiales del Consulado de los Estados Unidos, es necesario preparar la documentación del caso: El/la cónyuge extranjero(a) debe completar un detallado formulario en línea, pagar la tarifa por visado y enviar algunos documentos al Departamento de Estado. Tercero, cuando el expediente está completo, se envía al consulado de los Estados Unidos más cercano al domicilio del cónyuge extranjero. Antes de acudir a la entrevista, el/la cónyuge extranjero(a) tiene que someterse a un examen médico con un doctor local designado por el consulado. Por lo general, el ciudadano americano o el residente legal permanente pueden acompañar a su cónyuge extranjero(a) a la entrevista. De hecho, el consulado así lo prefiere con frecuencia. Después de la entrevista, la visa es, por lo general, aprobada y expedida algunos días después. Entre en

Inmigración por matrimonio

Opciones de inmigración a los EE.UU. a través del matrimonio Los cónyuges extranjeros de ciudadanos americanos y de residentes permanentes en los Estados Unidos pueden, generalmente, obtener la residencia legal en los Estados Unidos en virtud del matrimonio. Hay tres trámites que permiten alcanzar este objetivo: Cambio de estatus migratorio basado en matrimonio – cuando el cónyuge extranjero se encuentra dentro de los Estados Unidos. Visa de inmigrante para cónyuges extranjeros – se obtiene en cualquier consulado de los Estados Unidos, cuando el cónyuge extranjero se encuentra fuera de los Estados Unidos o no es elegible para hacer el cambio de estatus migratorio dentro de los Estados Unidos. Visa para prometidos(as) –  esta opción está disponible para parejas que aún no se han casado. Esta visa se puede obtener también en cualquier consulado de los Estados Unidos en el extranjero. Esta visa es únicamente para prometidos(as) extranjeros(as) de ciudadanos de los Estados Unidos. Para cualquiera de las tres opciones, es imprescindible demostrar, desde el inicio y a cada paso del trámite, que la relación de la pareja es verdadera y estable y que la pareja vive (o desean vivir) en verdadera unión marital. La clave para realizar con éxito cualquiera de estos trámites radica en la preparación minuciosa de la solicitud  inicial acompañada de abundante y detallada evidencia. Nuestro objetivo es demostrar con claridad desde el principio que se trata de dos personas que forman una pareja verdadera y que quieren estar juntos para siempre. En nuestra experiencia, esta estrategia brinda la mejor oportunidad para conseguir un trámite de inmigración exitoso y sin contratiempos.  Trabajamos estrechamente con nuestros clientes para seleccionar la documentación que presente mejor su caso y preparamos una solicitud sólida que destaque las circunstancias particulares de la relación. Esto incluye la elaboración de declaraciones juradas de la pareja y de personas que les conozcan y

Cambio (ajuste) de estatus de inmigración basado en matrimonio

Adjustment of status based on marriage

¿Cómo puede mi cónyuge extranjero solicitar la residencia permanente (Green Card) por nuestro matrimonio? De los tres métodos, el cambio o ajuste de estatus de inmigración es, con frecuencia, el trámite más eficiente. Está disponible para la mayoría de los cónyuges extranjeros que hayan ingresado a los Estados Unidos de manera legal. Es decir, cuando el/la cónyuge han entrado a los Estados Unidos con una visa. Otros casos también pueden ser elegibles, en determinadas circunstancias. Cambio de estatus de inmigración basado en matrimonio Este trámite puede demorar de seis meses a un año. Muchos de nuestros clientes prefieren este trámite porque la pareja continúa junta en los Estados Unidos mientras dura el proceso. Adicionalmente, unos cuantos meses después de haber enviado la solicitud a inmigración, el cónyuge extranjero(a) obtiene una autorización temporal para trabajar mientras se toma una decisión sobre el caso. Una ventaja adicional para los cónyuges extranjeros de un ciudadano americano es que si su estatus migratorio legal en los Estados Unidos vence (expiración de la visa, por ejemplo), él/ella continúan siendo elegibles para hacer el cambio de estatus. Esto no se aplica para los cónyuges extranjeros de un residente legal permanente. Un punto importante a tomar en cuenta es que, mientras se tramita la solicitud de cambio de estatus, el cónyuge extranjero no puede viajar fuera de los Estados Unidos a menos que obtenga un permiso de inmigración. Si el cónyuge viaja fuera de Estados Unidos sin permiso, su solicitud será considerada “en abandono” con la consecuente pérdida de las tarifas pagadas a inmigración. En algunos casos, el cónyuge extranjero no podrá regresar a los Estados Unidos durante varios meses, o incluso, años. Entre en contacto con Merrick Immigration Law para conversar con un abogado de inmigración profesional y con experiencia que le asesorará sobre cambio (ajuste) de estatus de inmigración.

Visas de inversionistas

¿Cómo puedo obtener una visa de trabajo en Estados Unidos mediante la creación de un negocio? Hay varias formas que le permiten a un ciudadano extranjero obtener una visa de trabajo en los Estados Unidos por medio del establecimiento de un negocio. De conformidad con la ley de inmigración de los Estados Unidos, hay cuatro métodos que son comúnmente usados: 1) E-2 Visa de inversionista 2) E-1 Visa de comerciante 3) L-1 Visa de transferencia inter-compañía 4) EB-5 Visa de inversionista por creación de empleo E-2 Visa de inversionista La visa de inversionista E-2 permite a los ciudadanos extranjeros de 80 países poner en marcha un negocio en los Estados Unidos. El propósito de la visa la E-2 es aumentar la interacción económica y comercial entre los dos países. Un elemento clave de esta visa es que el solicitante de la visa tiene que ser un ciudadano de uno de los 80 países con los cuales Estados Unidos mantenga un tratado de reciprocidad. El Departamento de Estado de los Estados Unidos administra esa lista de 80 países. Al menos el 50% de la propiedad de dicho negocio en los Estados Unidos debe provenir de ciudadanos que compartan la misma nacionalidad del solicitante de la visa. El solicitante de la visa E-2 tiene que demostrar que ha realizado una inversión previa en un negocio en los Estados Unidos o que él/ella se encuentran activamente “en el proceso de realizar inversión” en dicho negocio. Por tanto, sí es posible obtener una visa E-2 antes que el negocio inicie operaciones. En Merrick Immigration Law, ayudamos a nuestros clientes a desarrollar estrategias específicas que permitan sentar una base sólida para la realización de la inversión en el negocio, manteniendo suficiente flexibilidad antes de que se expida la visa. Abrir una pequeña empresa en los Estados Unidos puede hacerle elegible

Programa de exención de visado restringido

Nuevas restricciones para viajar a Estados Unidos sin visado. En 2015, el Congreso estadounidense aprobó una ley prohibiendo la entrada a ciertos viajeros que gozan de viajar sin visa a los Estados Unidos bajo el programa de exención de visado. Bajo esta nueva ley, si en los 5 años más recientes, un viajero ha visitado cualquiera de los siete países del Medio Oriente incluidos en la lista de prohibición, dicho viajero tiene que solicitar una visa para poder entrar a los Estados Unidos. Los siete países actualmente incluidos en la lista son: Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. Estos países forman parte de dicha lista porque los Estados Unidos considera que promueven el terrorismo. A ciudadanos de 38 países, en su mayoría occidentales, se les permite viajar a los Estados Unidos sin necesidad de visa bajo el programa de exención de visado. Este programa es también conocido como “Sistema electrónico para la autorización de viaje” (ESTA, por sus siglas en inglés). La nueva ley restringe el programa de la siguiente manera: Por ejemplo, la gran mayoría de los ciudadanos de Francia pueden visitar los Estados Unidos hasta por 90 días sin visa. No obstante, bajo la nueva ley, si un ciudadano francés ha viajado a Libia en los últimos cinco años, él/ella tienen que obtener una visa para viajar a los Estados Unidos. Lista de países que participan en el programa de exención de visado, en inglés La nueva ley también se aplica a personas con doble nacionalidad, si una de ellas pertenece a cualquiera de los siete países de la lista. De tal manera, si un ciudadano francés es al mismo tiempo ciudadano de alguno de los siete países de la lista, él/ella tendrán que obtener una visa para poder entrar a los Estados Unidos. Un aspecto a tener en cuenta